Resetea la contraseña

header_image
Búsqueda avanzada

La Montaña Central

La montaña central leonesa comprende dos espacios catalogados por la UNESCO como Reserva de la Biosfera: Alto Bernesga y Argüellos.

RESERVA DE LA BIOSFERA DE LOS ARGÜELLOS

La orografía de los Argüellos es, precisamente, uno de sus principales atractivos, sobre todo para los aficionados a la espeleología, que hallarán cuevas de belleza espectacular, como las de Valporquero, Llamazares o Barredo; estrechas grietas y desfiladeros, e impresionantes barrancos, como las hoces de Vegacervera o Valdeteja, creadas en la caliza por la acción de los ríos Torío y Curueño. Las numerosas cavidades y fisuras posibilitan el que, en este reducido territorio, habiten 15 de las 26 especies de murciélagos que hay en la península Ibérica. Este lugar se sitúa en un marco incomparable de montaña; bosques de hayas, y paredones calizos que  albergan algunas de las especies endémicas más im­portantes de la Cordillera Cantábrica.

Desde el punto de vista gastronómico, la estrella  del valle del Torio es la cecina de chivo de Vegacervera.

RESERVA DE LA BIOSFERA DEL ALTO BERNESGA

Está reserva comprende los municipios de Villamanín y La Pola de Gordón . El  principal río es el Bernesga, que recorre la comarca de norte a sur. La minería ha sido el motor económico de la comarca en las últimas décadas, pero el aprovechamiento de los puertos por el ganado ha dejado profundas huellas. En las zonas de alta montaña destaca la presencia de “brañas”: lugares donde existen antiguas cabañas de gran valor cultural y donde se practica un sistema tradicional de pastoreo y ganadería que favorece el mantenimiento de los pastizales del Alto Bernesga.

En su recorrido el río arranca rodeado de una agreste montaña modelada por la acción glaciar (valle de Viadangos de Arbás) y kárstica y dominada por amplias vegas de pasto y matorrales rastreros. Al ir descendiendo permite observar varios procesos geológicos y también comprender como la distribución de la cubierta vegetal responde a la orientación de las laderas y al gradiente de humedad. En Ciñera de Gordón se localiza el Faedo, el bosque más reconocido de toda la comarca y que cuenta con varios ejemplares centenarios. En este área también hay importantes yacimientos paleontológicos de los períodos Devónico y Carbonífero, en los que se pueden contemplar fósiles con millones de años de antigüedad.

En este valle, acompañando al río Bernesga, discurre el jacobeo camino de San Salvador, tradicional vía de peregrinación a Oviedo. Situada al pie de la misma, La Colegiata de Santa María de Arbás es uno de los ejemplos más notables del románico leonés.

EN ESTA ZONA ALETUR TE OFRECE:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar